Inicio Belleza Conoce Kobido, el lifting facial sin cirugía

Conoce Kobido, el lifting facial sin cirugía

3751
0
Compartir

El masaje facial Kobido es un antiguo método japonés, la combinación perfecta de varios conceptos médicos de la tradicional medicina japonesa, llegando a occidente como uno de los mejores métodos para combatir el envejecimiento facial de manera natural.

Según los especialistas en temas de belleza el Kobido es unos de los mejores métodos para el cuidado facial no invasivo.

A pesar de ser las cirugías estéticas las estrellas del rejuvenecimiento en la sociedad moderna, existen quienes buscan eliminar las arrugas y combatir el envejecimiento a través de métodos naturales y no invasivos, obteniendo resultados excelentes y de una apariencia natural.

La tradición japonesa tiene un concepto de belleza basado en el equilibrio como reflejo entre lo físico, espiritual y psicológico, donde ésta llega cuando se ha logrado una armonía perfecta entre estos tres elementos indispensables.

El Kobido es un tipo de masaje que busca mejorar el aspecto del rostro, pero va más allá tratando también de mantener una salud óptima para que ésta pueda reflejarse en una piel sin manchas, tersa y suave.

Un masaje ancestral diferente a otros ya vistos, sobre todo teniendo en cuenta que en su mayoría,  las técnicas utilizadas en Occidente sólo trabajan el rostro de forma superficial con el objetivo de restaurar los tejidos y relajar los músculos faciales.

masaje-facial-kobido -modaylook.com - revista online

El Kobido requiere de una gran destreza con los dedos, sobre todo porque es el movimiento de ellos y la manipulación que se realiza con las manos los elementos utilizados para hacer el masaje.

El terapeuta comienza por la nuca para mejorar la circulación sanguínea, que es esencial para llevar a los tejidos faciales tanto oxígeno como nutrientes, reparando además los tejidos dañados y produciendo la eliminación de toxinas.

El Kobido llega más allá de lo que puede hacerlo un masaje tradicional, aplicando en la piel de la cara y haciéndolos llegar a las capas más profundas, varios productos que hidratarán y nutrirán la piel, sin causarle daño, ya que su misión es limpiar la piel e hidratarla dándole nueva vida.

Son tres etapas las que lleva este excelente procedimiento, limpieza, hidratación y nutrición, utilizando aceites vegetales y esenciales puros, indispensables para manipular el rostro.

La eliminación de arrugas y la recuperación de una piel joven se debe a que al relajarse los músculos la sangre puede circular de forma adecuada ayudando a las células de la piel a repararse y rejuvenecer.

Además de utilizarse para el rejuvenecimiento facial, también es excelente para eliminar manchas causadas por la edad y puede utilizarse en todo tipo de piel inclusive aquellas con acné.

La duración de los efectos logrados con el Kobido pueden durar entre dos y tres años, dependiendo de los cuidados que se brinden a la piel del rostro, además  de hacer una reeducación gestual para que no vuelvan a aparecer las líneas de expresión.

Dejar una respuesta