Inicio Belleza Masaje hawaiano Lomi-Juma

Masaje hawaiano Lomi-Juma

5865
0
Compartir

Los masajes son parte integral de la belleza y los hay de todos los estilos y para diversas dolencias, existiendo también aquellos que sirven para quitarnos el estrés, vernos más relajadas y como consecuencia de ello más bellas.

Así el Lomi-Juma,  es un ritual inspirado en antiguas costumbres y tradiciones hawaianas que sumadas al masaje tradicional mediterráneo es hoy una de las estrellas de los masajes de belleza. Siendo su principal característica el hecho de realizarse  con las manos y antebrazos.

Su objetivo principal es liberar el flujo de energía y tensión, restaurando el equilibrio y la armonía entre mente y cuerpo, otorgando bienestar y paz a quien los recibe.

masaje-hawaiano-lomi-juma-modaylook.com

Con el empleo exclusivo de las manos y antebrazos y  por medio de pases largos y suaves la sensación de quien lo recibe es totalmente diferente a la que se experimenta con otro tipo de masajes.

La razón por la cual el Lomi-Juma  se realiza utilizando las manos y los antebrazos es que de esta forma se puede eliminar todo tipo de  bloqueos en las articulaciones. Eliminando así las tensiones musculares, que dificultan el paso de la energía y de una adecuada circulación sanguínea y linfática, fundamental para la eliminación de toxinas responsables de la aparición de celulitis.

El masaje Lomi-Juma es excelente para combatir el estrés incrementando el bienestar tanto físico como psíquico. Asimismo, es un tratamiento que mejora de forma sustancial el aspecto de la piel y según los profesionales que lo realizan, esto se debe al equilibrio energético de los chackras.

El tratamiento se completa con aromas apropiados, exfoliación de la piel con miel, además de una purificación del cuerpo hecha con arcillas naturales.

La duración de este masaje es de 120 minutos y sus resultados son excelentes, ya que le aportan bienestar al cuerpo y embellecen el tono de la piel, otorgándole mayor luminosidad y suavidad, eliminando por completo las tensiones, ansiedad y estrés que tanto dañan nuestra belleza.

Compartir

Dejar una respuesta