Inicio News Federico Oria, el fundador de Papaya, habla en exclusiva con MODAyLOOK

Federico Oria, el fundador de Papaya, habla en exclusiva con MODAyLOOK

5480
0
Compartir

Tal vez el nombre de Federico Oria no resuena aún en tus oídos como el de Amancio Ortega, pero no te olvides de ese nombre. Él es el fundador de las tiendas de complementos Papaya y el creador del último must have del momento, las Neon Boots, las botas que están arrasando en España y en otros países europeos como Austria y Alemania. ¿Quieres saber más? Federico Oria te lo cuenta en exclusiva en MODAyLOOK.

¿Cómo surge la idea de desarrollar las Neon Boots?

Surge a raíz de una bota clásica que inventaron los ingleses, la Chelsea Boot, es el nombre genérico, nosotros lo que hemos pretendido es hacer algo nuevo a partir de algo muy tradicional con cierta historia.

¿Por que crear algo nuevo a partir de las Chelsea Boot y no de cualquier otra bota?

Por varios motivos. Primero, porque en mi familia siempre hubo mucha relación con la hípica y segundo porque está bota tuvo un giro a un punto urbanita. Fueron los Beatles lo que popularizaron las Chelsea Boot. Es una bota fetiche que no ha tenido toda la presencia en nuestros últimos 50 años pero que en otras épocas la ha tenido, y conjugando las tendencias de esta temporada, los colores fluors, con lo artesanal, tenemos como resultado las Neon Boots.

Neon Boots

Antes de Papaya, estuvo trabajando en Musgo, cadena de tiendas de hogar y decoración ¿fue ahí donde aprendió las claves del éxito?

En Musgo estuve de comprador 5 años, antes de eso, estuve 3 años más de encargado lo que me permitió tener una experiencia que me ha ayudado mucho. Fue entonces cuando vi el hueco de poder hacer algo más divertido de lo que había en moda.

Musgo me ha dado seguridad, si me salí fue para hacer un proyecto muy personal apoyado en la experiencia y los contactos de esos años.

A alguien que no conoce las Neon Boots, ¿cómo se las definirías?

Una bota que combina la tradición artesanal con la tendencia. Una bota barata de la gama alta y venta ágil en tiendas de lujo porque quien va a allí se enamora porque ve las calidades; el interior es de ciervo, la suela es de crepe…

Federico ¿cuál es tu complemento favorito?

¿Ahora mismo? Porque también me aburro (ríe). Ahora mismo las botas, que te voy a decir (vuelve a reír).

Federico Oria de Papaya

Y antes de las botas ¿cuál era?

Es de lo que menos sé, lo reconozco, pero me atrae mucho la ropa de baño. Es lo que más me divierte, aunque no es que lo vea, ahora, como el negocio más claro.

La mujer ideal que lleva Neon Boots ¿cómo es?

Para mi la mujer ideal, es la que no abunda tantísimo, y es la que tenga criterio. Alguien que no las lleve sin sentido. Es una bota mixta, muy abierta en edad y en estilo porque puedes tener una negra con plata que puede llevar alguien con un estilo más rockero, o la que es más romántica tiene unas de colores más pastel.

¿Nos da una pista sobre cuál será el próximo hit de ventas que diseñes?

Tenemos preparada una prenda de forma concreta con la que también jugamos con la combinación de colores.

¿Se consideras diseñador o empresario?

(Ríe) Me toca ser las dos cosas, me gustan las dos cosas, me llenan y las dos me dan satisfacciones. La de diseño me da todavía más satisfacciones. Me siento realizado en las dos, pero quizás más en el lado artístico, me divierte más.

Como diseñador, ¿le gustaría mostrar tus diseños en pasarelas?

En principio no. Como somos complementos, yo creo que antes de manera más natural, seremos compañeros de otros que hagan una colección. Me tira mucho más la venta vertical, crear un zapato, un bolso…que crear toda una colección de moda.

¿Cuáles son sus próximos proyectos?

Quiero crear las Neon Boots para niños y desarrollar todo esto fuera, queremos ir a la feria de New York. Pero sobre todo, el proyecto que tenemos ahora más como reto, es hacer la venta online de Papaya.

Muchas gracias Federico. Estamos seguros que la tienda online de Papaya será otro éxito que celebrar junto con las Neon Boots que no paran de calzar y lucir pies como pocas botas saben; con tradición, comodidad y por supuesto, con tendencia.

Dejar una respuesta