Compartir
el-gran-gatsby-pelicula-baz-luhrmann

Pocas son las novelas del siglo XX que han revolucionado tanto la literatura como El Gran Gastby. En ella Scott Fitzgerald nos traslada sólo con palabras a la estética de los años 20, sin ni una sola imagen.

Para maravillarnos con esta década, la más inspiradora de la historia de la moda, tenemos en cartelera la película El Gran Gatsby por Baz Luhrmann. En ella el director ha vuelto en confiar en Miuccia Prada con la que ya colaboró en Romeo y Julieta. En esta ocasión para vestir de nuevo a Leonardo DiCaprio y a su pareja en la película, Carey Mulligan que es un asidua a las creaciones de Miuccia sobre la alfombra roja.

La italiana ha creado 40 modelos de cóctel y tarde inspirados en trabajos anteriores de Prada o Miu Miu. Todos ellos con los elementos característicos de los años veinte como los flecos, los apliques metálicos, las líneas rectas y los cortes por la rodilla.

En la película el vestuario desempeña un papel fundamental reinventado en estolas de piel, vestidos de terciopelo o bordados con diminutos cristales. Todos en colores que van desde el verde jade o el azul topacio hasta el dorado.

El vestuario, la historia y la puesta en escena del gran Luhrmann prometen no defraudar. El Gran Gatsby con el plus de Miuccia se postula como la gran apuesta cinematográfica de este año. ¡No te quedes sin verla!

Dejar una respuesta