Inicio Salud Entrada en calor y vuelta a la calma

Entrada en calor y vuelta a la calma

3801
0
Compartir

Hasta ahora hemos descrito algunos ejercicios y os hemos dado consejos y recomendaciones para mover vuestro cuerpo. Antes de seguir aumentando la lista de posibilidades, queremos hacer un inciso para explicaros dos partes fundamentales implícitas en cualquier sesión de ejercicio o de entrenamiento: el calentamiento y la vuelta a la calma.

No es que hayamos olvidado que la semana pasada prometimos hablar de cómo y cuándo hacer los estiramientos, pero lo vamos a hacer encuadrándolos en el trabajo que debe abrir y cerrar siempre nuestras sesiones de trabajo físico.

Recordad además que un programa de entrenamiento tiene que estar pautado por un profesional y adaptado por completo a vosotros, ya que realizar un plan incorrecto, genérico o poco apropiado, puede ser incluso más perjudicial que no hacer nada. Nosotros hablaremos siempre de manera general.

El calentamiento. Es la actividad de intensidad moderada con la que debe arrancar cualquier sesión de entrenamiento y que tiene por finalidad preparar nuestros sistemas cardio-respiratorio y músculo-esquelético para ser sometidos a esfuerzos de mayor intensidad sin sufrir ningún percance o lesión.

Existen muy diversas formas de llevar a cabo un calentamiento, y los hay generales y específicos (en función del tipo de ejercicio que se vaya a realizar a posteriori), pero de manera genérica podemos decir que el calentamiento puede constar de unos ejercicios de calentamiento articular, unos pocos minutos de actividad cardiovascular ligera y unos estiramientos suaves de la musculatura principal que va a intervenir en la sesión de trabajo. ¡Precaución! Realizar estiramientos musculares en frío, sin haber calentado previamente, puede provocar lesiones musculares.

La vuelta a la calma. Es la actividad que debe realizarse al término de cualquier sesión de entrenamiento para devolver progresivamente el estado de reposo a los sistemas de nuestro organismo sometidos a esfuerzo. Suele identificarse sólo con los estiramientos, pero su sentido es algo más amplio, y puede incluir ejercicios de relajación y respiración.

La vuelta a la calma, y más concretamente los estiramientos después de entrenar o de hacer cualquier actividad física o deporte, son claves para ayudar a la recuperación muscular y evitar molestias, dolores y lesiones

En resumen, ¿qué nos aportan los estiramientos? Nos ayudan a mejorar nuestro rendimiento, reducen la probabilidad de sufrir lesiones musculares y nos aportan una gran relajación física y mental, así que… ¡¡no dejéis de hacerlos!!

*Trainido.com es el servicio de entrenadores personales fundado por el bicampeón del mundo de gimnasia Jesús Carballo, que ofrece la posibilidad de contar con la ayuda y asesoramiento de un profesional para lograr el objetivo que te propongas entrenando donde y cuando tú quieras: en casa, el gimnasio o al aire libre.

Compartir

Dejar una respuesta