Inicio Salud El poder de las pequeñas cosas

El poder de las pequeñas cosas

153
5
Compartir

Una pareja es ante todo relación, interacción, intercambio, dar y recibir y es, en este dinamismo, donde se encuentra la raíz del “amor”.

La etapa idílica del comienzo y la trágica ruptura, son dos situaciones de sobra conocidos por todos, aunque solo sea por la frecuencia. Lo que no resulta tan asequible, sin embargo, es el proceso que lleva de una circunstancia a otra.

Es sabido que el comportamiento humano no es aleatorio, es decir, no ocurre porque si. Nuestro motor de actuación está en función de las consecuencias que obtenemos…¡sin tener que ser siempre positivas!. No obstante, decimos que una pareja “está enamorada” cuando su intercambio de conductas es gratificante.

relaciones de pareja

El ritmo monótono de la rutina en nuestro día a día puede dar lugar a situaciones previsibles y pueden ser frecuentes los pensamientos de “ se lo que va a pasar en cada momento”, evaluadas como negativas por ciertas personas. La sensación de aletargo puede venir de la inercia creada en nuestros hábitos y costumbres, haciendo que ni nosotros ni nuestra pareja, nos salgamos de la senda. Esto puede ser incómodo para algunos; tanto, que la apatía sea la banda sonora de la relación y tu estado general sea de desconcierto generalizado ya que te resulta difícil concretar el problema.

La nube de negatividad se instaura en la relación y es posible que actúe como un filtro, interrumpiéndonos la óptima de ver aquellos eventos agradables que existen. Nos fijamos más en los errores y faltas que en los aspectos positivos. La mirada está borrosa y no confiamos en que cambiar de gafas pueda ser la solución.

Sin embargo, agudizar la vista puede ser eficaz para adquirir la conciencia de reciprocidad y la importancia de los intercambios agradables.

Pille a su pareja haciendo algo agradable”, es un ejercicio desarrollado por el profesor Al Jack Turner, para su uso diario con importantes efectos positivos en la relación. A pesar de los buenos resultados iniciales, es importante insistir en la realización de los ejercicios para llegar a realizar conductas de manera “espontánea”.

Hay que tener en cuenta que muchas conductas que aparentemente son fáciles de comprender, no pueden serlo tanto a la hora de llevarlas a cabo.

Un nuevo reto se plantea en la vida en pareja: ser conscientes de aquello positivo que existe y que el mantenerlo sea valorado como el trofeo más importante de la temporada.

Compartir

5 Comentarios

  1. Me he sentido muy identificada con este artículo, ya que me encuentro en una relación estancada desde hace más de medio año. El problema es que solo yo soy consciente de lo que ocurre, mientras que mi pareja lo ignora o quiere ignorarlo, y hablar con él no es efectivo… Qué podría hacer?

  2. Hola MariMar: En primer lugar, me alegra que preguntes en público, ya que puede servir a otras personas que estén en una situación similar.
    En ocasiones, las parejas pasan por situaciones desestabilizantes por diversos motivos y la práctica de la empatía (ponerse en el lugar del otro) brilla por su ausencia. No existe un kit-de-mejora-de-la-relación pero existen actividades como la propuesta que suelen ser eficaces. Te animo a que la practiquéis juntos y que establezcáis un día a la semana para poner en común aquellos aspectos que os han sorprendido del otro.
    Espero haberte orientado.
    Un saludo.
    Clara.

  3. Estoy contigo Mari Mar, creo que para que una relación no se vaya al traste sobre todo nunca hay que faltarse el respeto. Cuando se llega a ese extremo si que no hay nada que hacer ya.

  4. Este tipo de situaciones es difícil, donde está el corazón y los sentimientos de por medio. Tomemos la mejor decisión en base a hechos.

Dejar una respuesta