Inicio Salud Tu proyecto personal en 3,2,1

Tu proyecto personal en 3,2,1

118
1
Compartir

“Y en el reloj de antaño como de año en año, 5 minutos antes de la cuenta atrás”

Y , siguiendo la famosa canción: ¿Haces balance de lo bueno y malo al acabar el año?

Quizás seas ese tipo de persona que, según llega ese día 31, rebobina  para analizar con todo lujo de detalles los últimos 364 días. ¿He hecho lo correcto? ¿Qué experiencias he pasado? ¿Las decisiones habrán sido las más acertadas? ¿Cómo ha transcurrido mi vida desde aquel día en el que…?

desarrollo personal como conseguirlo

 

Tenemos la capacidad de saltar en el tiempo, de revivir aquellos momentos pasados en el presente , activando así conexiones sinápticas repetitivas entre las neuronas para que la memoria nos conceda ese placer. Retener experiencias pasadas en nuestro hipocampo, nos permite rellenar las conversaciones de sobremesa en estos días. Y es que, guardar historias del pasado en nuestra cabeza, es una forma de saber quienes hemos sido y quienes somos en la actualidad. Sin embargo, existen acontecimientos que se recuerdan con mayor o menos facilidad en función del impacto que hayan tenido en nuestra vida: de las emociones asociadas.

Bien es cierto, que hacemos uso de la memoria para infinidad de cosas, entre otras, a la hora de ponernos nuevas metas. Es habitual que, junto con nuestros nuevos propósitos, aparezcan pensamientos de: ¿Me lo he planteado antes ?,¿Qué alternativas puedo tomar? ¿ Qué hizo fulanita para conseguirlo? Es decir amigos, nuestra memoria no solo influye en nuestro ser actual, si no que determinará, en buena parte, nuestros objetivos futuros.

 

¿Te suena esa frase de “el ser humano es el único animal que tropieza dos veces sobre la misma piedra”?. La buena noticia es que nuestro desarrollo personal es circular, es decir, partimos de un punto y la probabilidad de pasar por ese mismo punto y responder del mismo modo dependerá de las veces que necesitemos pasar por ahí y poder realmente aprender de la situación.

No nos engañemos, los errores y fracasos son necesarios para aprender y ejercitar nuestro desarrollo personal, y no es resignación: ES LA VIDA. Quién no encuentre dificultades en el camino, es posible que no llegue a ningún sitio.

En el mundo empresarias, se utiliza el análisis D.A.F.O a la hora de emprender un nuevo proyecto. Si te barrunta la idea de hacer un cambio en tu vida, puede ser útil la siguiente aclaración.

Un ejemplo de análisis D.A.F.O. en el ámbito personal estaría basado en hacerse las siguientes preguntas: ¿En qué eres buena? ¿Tienes algo que te diferencie? ¿Qué puedes mejorar? ¿Qué oportunidades tienes a tu alcance? ¿De qué tendencias te puedes beneficiar? ¿Cuáles son aquellos distractores que te puedes encontrar?

Ahora, solo falta que encuentres tu próximo proyecto personal. Apostar por un proyecto de vida es vibrante y contribuye al desarrollo personal. ¡Sé ingeniera e ingéniatelas! Y recuerda que tus metas deben estar fuera de tu alcance pero no lejos de tu vista.

Compartir

1 Comentario

Dejar una respuesta