Inicio Salud ¿Qué piensas cuando escuchas la palabra ANSIEDAD?

¿Qué piensas cuando escuchas la palabra ANSIEDAD?

176
0
Compartir

Los problemas de ansiedad, como el resto de problemas psicológicos, serían problemas que ocurren en la vida y, esa vida, responde a un momento determinado. ¡Ningún  “homo”se ha librado de ella! Y menos mal que ha sido así, ya que la ansiedad como reacción defensiva instantánea ante el peligro, ha ejercido  una función protectora en las diferentes especies, salvaguardando así la humanidad.

Antiguamente, el cuerpo humano se preparaba para una situación de peligro ante el león y, de este modo lograba el escape, evitando caer en sus garras.

Actualmente, nuestras alarmas no se van a disparar a causa de un felino salvaje, sino que van a depender de nuestra interpretación sobre un hecho en concreto y, esta interpretación, estará condicionada por nuestra historia de aprendizaje: qué nos han enseñado explícitamente, cuales han sido nuestros modelos a imitar, qué efectos ha tenido el entorno sobre nosotros …es decir, las causas están en las consecuencias que se tienen al hacer algo.

tipos de ansiedad

El entorno ha pasado de exigirnos alerta en momentos puntuales, a que esa alerta tenga que permanecer en estado ON si quieres sobrevivir en la selva.

La ansiedad patológica puede manifestarse de tres maneras diferentes:

  1. De una forma brusca y episódica, en forma de crisis.
  2. De una forma persistente y continua, sin crisis.
  3. Cuando el sujeto intenta controlar los síntomas o cuando se siente atrapado por ideas recurrentes y/o rituales.

Gracias a la activación, logramos levantarnos por las mañanas, estar atentos en una explicación, no descuidarnos de que no se nos queme la comida y un sinfín de ejemplos más. Progresivamente, si esta activación se dispara es posible que sintamos ahogo, mareos, palpitaciones, sudación, náuseas, despersonalización e incluso llegar al punto de tener miedo a morir.

La ansiedad es un concepto muy amplio que abarca muchas posibilidades. Los motivos por los que  se dispara van a diferir en cada persona y en cada momento. Va a ser de vital importancia conocer la función que  ésta cumple en un momento determinado para poder así realizar una intervención eficaz adaptada a ti.

El objetivo es que las personas caminen por su vida, discerniendo entre lo que puede y quiere cambiar, y lo que no es objetivo de cambio, para no ir corriendo atraídos por el hoyo en el que se va a caer o, en otras ocasiones, perdiéndose recorrer caminos por miedo a caminar.

Compartir

Dejar una respuesta