Compartir

Pasar una noche de hotel especial hoy en día es posible gracias a la amplía variedad de hoteles diferentes que podemos encontrar. Hoteles con encanto y hoteles realmente raros que nunca te hubieras llegado a imaginar.

1. Empezamos nuestro TopFive de hoteles diferentes en Canada, concretamente en un bosque de Vancouver donde nos encontramos con el hotel Free Spirit Spheres. Si de niñ@ siempre quisiste una casa en el árbol entonces este es tu hotel ideal para pasar una noche increíble. Las habitaciones de este raro hotel se encuentran dentro de una esfera de madera hecha a mano y suspendida de los árboles a varios metros del suelo. Puro contacto con la naturaleza, eso sí, no es apto para aquellos con vértigo.

2. Nos trasladamos a la reserva natural de Huilo-Huilo en la imponente Patagonia chilena y en este marco de naturaleza inigualable, nos encontramos con uno de los hoteles más raros y hermosos del mundo. Conocido como el “hotel-montaña”, el Hotel Montaña Mágica Lodge se mimetiza con el paisaje gracias a su forma montañosa y a la frondosa vegetación, con cascada incluida, que lo cubre. Todas sus habitaciones están revestidas en madera y ofrecen impresionantes vistas al paisaje de exótica vegetación. Un hotel ideal si te gusta la naturaleza y la tranquilidad.

3. Si prefieres algo más urbanita entonces no te pierdas el Hotel Långholmen en Suecia, donde podrás sentirte “prisionero por un día”. Este hotel era una antigua cárcel cerrada en 1975 que fue reformada para dar alojamiento a los viajeros que quieran acercarse a cómo es vivir tras las rejas, aunque con todo tipo de servicios, ya que el hotel ofrece todas las comodidades de un hotel moderno convencional. Las celdas pueden ser individuales, matrimoniales o incluso se puede reservar para ir en familia. El Långholmen es también hostel por lo que, los más valientes, pueden compartir su “celda”.

4. Continuamos nuestro ranking con un hotel que está construido con sal. Todo está fabricado con sal, incluso el mobiliario: paredes, techos, sillas, mesas, etc. Los huéspedes duermen en camas de sal y como no podría ser de otra manera se ofrecen comidas elaboradas en base a sal, carnes de llama y cordero de la región y la especialidad, pollo a la sal. El Hotel Palacio de Sal, en Bolivia, se encuentra ubicado en el gran salar de Uyuni (el más grande del mundo, con una extensión de 12.000 km2), y ofrece unas impresionantes vistas a un paisaje único.

5. Si te gusta el frío entonces no te puedes perder dormir alguna vez en los iglús del Hotel Kakslauttanen en Finlandia. Ver una aurora boreal en el cielo es un verdadero espectáculo para el viajero, pero hacerlo tumbado en la cama desde un iglú de cristal puede resultar una experiencia maravillosa. El hotel Kakslauttanen se encuentra en el área montañosa de Saariselkä al norte de Laponia y sus iglús de cristal ofrecen camas de lujo en un acogedor ambiente para contemplar el cielo estrellado y auroras boreales. El hotel también tiene habitaciones que combinan la tradicional cabaña de madera con iglús de cristal. Otro tipo de habitación son los iglús de nieve con temperaturas que oscilan entre los -3°C y -6°C, aunque el hotel promete que con sus sacos de dormir no se pasa frío. Nosotros mejor nos quedamos con los de cristal.

Compartir

Dejar una respuesta